Sobre volver a la brecha.

Al final todo se solucionó. Al menos eso que nos afecta a ti y a mí, como lector que eres y escritor que soy . Ahora veo mis letras en una pantalla nueva  y puedo volver a dejarme llevar por la música de Pat Guadagno, Warren Zevon y Tom Waits mientras os hago llegar este mensaje. ¿Sabéis? Le hice una promesa a una personita que ahora mismo esta poniendo sus ojos en estas letras y que sabe que estas letras están destinadas a su alma. Me pidió que siguiera ahí, que no frenará un segundo, que tomara el tiempo necesario para pensar pero que no le quitara por ello importancia a lo que plasmaba. Me pidió que no hiciera trizas todo el alma que he puesto en todas y cada una de las páginas que he escrito. Me pidió que no muriera por dentro y que no os abandonara a todos vosotros que me leéis. Y aquí estoy, de nuevo, un día más, en la brecha, trabajando en la oscuridad  mientras clavo mis palabras en  la inspiración.

https://i0.wp.com/www.terragalleria.com/images/black-white/mexico/mexi32406-bw.jpeg

No se cuándo llegará el día en el que daré con ese diamante que me alzará como escritor. Quien sabe si será si quiera la fama soñada en la infancia o el logro ansiado en la madurez. De momento solo sé que, los que estáis aquí en este instante, a mi lado, ponéis los medios para que la victoria no se vea tan lejana. Muchos no han llegado hasta donde me encuentro en este momento y sus picos y sus cascos se esparcen por el camino. Otros seguimos frente a la brutal pared de piedra que nos separa de la inmortalidad y algunos de los grandes esperan detrás del muro. Lo único que nos separa de ellos son las emociones que somos capaces de arrancar de vuestras almas, esas que nos pueden estallar en la cara o mostrarse ante nuestros ojos como una preciosa veta de brillantes. No voy a parar, por ella, por vosotros, por ti.  Ya queda menos para que una de mis novelas empiece convivir entre otras grandes en las estanterías de alguna librería de Madrid. Y eso, eso os lo debo a vosotros.

Mañana volveré por aquí y os regalaré otro trozo de ese relato que empecé la semana pasada y que aún no quiere acabar. Pero eso será mañana. Hoy me fumaré un cigarro viendo el atardecer y ajusticiaré a fusil a  todos y cada uno de los miedos que me cercan ahora que todo lo demás yace muerto.

Suena el Blood on the Tracks de  Bob Dylan. Me enciendo un cigarro mientras escribo. Ahora trataré de reenseñarme a soñar.

Un abrazo.

Anuncios

Un comentario en “Sobre volver a la brecha.

  1. Así me gusta, que vuelvas, que continúes en la brecha, que no desistas.
    Aprenderás de los malos momentos, de las caidas te levantarás y estoy segura de que nos deleitarás con tus joyitas literarias, con cada sorbito de pasión que nos llevamos al leer tus textos.

    Y aunque sea un mal momento, me quedo con una cita que leí en el blog de una amiga…

    “Donde duele, inspira”

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s